Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Al ritmo de la lluvia sobre las capotas...

Al ritmo de la lluvia sobre las capotas...

Noche loca de carnaval. Y navegar contra corriente, entre vomitonas y copas. Pasar de todo, de la vida. Olvidar el alba y el ocaso, vivir la noche y soñarla, todo a una. Sin reloj, con todo el tiempo del mundo por delante.

Reirse del calor de la tormenta, y de la lluvia, y del cielo, y del suelo. Mirarla, mirarla y saber que es tuya, sólo por esta noche. Beber una copa más y salir a la calle. Y bailar, o saltar o vomitar. O todo a una...Sentirte vivo al son de los saltos bajo la lluvia.

Ver pasar fugaces los coches por la avenida, torearlos. Hablar sin parar con el corazón totalmente abierto. Llorar, querer, odiar y enfadarte. En la playa, en la noche más cerrada, cantar a pleno pulmón, hacer caso omiso de las quejas de los vecinos. Desnudarse. Meterse en el agua. Congelarse, gritar, estornudar. Llueve. Los ojos cansados buscan una nube, y con el último aliento de la noche, con tu último aliento gritar al cielo: "GRACIAS POR OTRA NOCHE!!"

Gracias por ser joven...

Gracias por un poco de locura...

El estar borracho es una cuestión del cerebro.

Se van muriendo miles de células, pero no importa porque tenemos millones.

Primero mueren las de la tristeza, por eso siempre sonríes.

Después, las del silencio, por eso hablas en voz alta aun sin necesidad.

Después, las de la estupidez, y entonces hablas con inteligencia.

Y, por último, las del recuerdo... esas son las más difíciles de recuperar...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Carlitos -

En cualquier caso, creo que estamos de acuerdo en que esa venda existe, y que hay que quitarla, ¿no?...Algo es algo, los grandes cambios empiezan por cosas pequeñas. Y creo que mirar el mundo sin venda, tanto para lo bueno como para lo malo, es positivo. Es un tema un poco "matrix", vivir en un mundo sencillo pero irreal, o tener la sensación de estar vivo a pesar de las cosas negativas que ello conlleva...Yo sin duda elijo el mundo real.

Sandra -

Realmente yo tambien creo que esa venda existe... y que aunque sea inconscientemente, todos nos la ponemos... a veces creo que es para no ver lo que realmente hay en el mundo, para evitar sentirnos mal, como si fuera una especie de escudo... no lo se, no lo tengo claro, pero es como creo que funciona...

Carlitos -

Sí, yo también creo que existe esa venda, realmente así es...Pero yo la concibo como algo más involuntario, más casual. El humano es un ser que se adapta a cualquier situación, y esa progresiva y rápida adaptación nos hace omitir esas maravillas que nos dejaban boquiabiertos cuando eramos pequeños. Así, y a un ritmo vertiginoso dejamos de impresionarnos por el sol, por un abrazo, por un te quiero o por un mundo como el nuestro. Pero de repente recibimos golpes que nos despiertan de ese letargo, y nos hacen revalorizar el mundo, nuestro mundo. U otras veces, y esto es lo más admirable, hay personas en las que surge espontáneamente esa necesidad por volver a mirar las cosas con ojos de niño. Ese día, el que lo consiga, habrá logrado ser un poco mejor persona...

Darío -

Nunca me cansaré de repetir lo bueno que es este rincón de la red. Llevo unas semanas dandole vueltas a la cabeza sobre este tema,y he llegado a la conclusión de que el ser humano es especialista en quitarse y ponerse una venda según el momento.Yo confieso ponermela, creo que es algo natural, pero también lo es quitársela para así poder valorar todo lo que nos rodea en este mundo. Es curioso como los más que tenemos nos ponemos (y en ocaciones hasta nos obligan) esa venda en determinados momentos, como por ejemplo, en navidad, San Valentin,... esa venda no nos impide realizar compras en los centros comerciales, felicitar y saludar a tu enemigo!!!,...pero si que nos impide ir a hospitales,preocuparse por la situación de los menos favorecidos en el tercer mundo,etc (que expresión más fea esta de "el tercer mundo")Quizas esta idea de quitarnos y ponernos la venda de los ojos sea algo inevitable para el resto de los días de la humanidad, no lo sé, ¿qué opinais ustedes?

Carlitos -

Cuanta razón tienes...pero realmente es difícil valorar lo que uno tiene, el tiempo es el peor aliado. Muchas veces esperamos que algo nos sorprenda, que algo nos motive, no nos damos cuenta de que somos nosotros los que debemos sorprendernos, valorar que hoy ha salido de nuevo el sol, que río, que lloro...Cualquier mínimo detalle que me haga sentir vivo. Quizás como tú dices algún dia nos demos cuenta, realmente yo lucho cada día por eso, por no caer en la monotonía, como tú dices no en la material (física), sino en la espiritual. Debemos conocernos cada día un poquito mejor, e intentar crecer y ser un poco mejor persona cada vez q abramos los ojos...quizás así lo logremos...a luchar contra la necedad sandrita ;)

Sandra -

Realmente pienso que no valoramos lo que tenemos... de verdad, queremos todo lo que tienen los demás, pero no nos paramos a pensar en lo que tenemos nosotros. Y si te paras a pensarlo... que mas puedes pedir? Deberiamos hacer una lista de todo lo que tenemos (y no hablo solo de cosas materiales) esas, pocas veces llenan ningun vacio del alma. Deberiamos pensarlo, pararnos y pensarlo... Cada dia que pasa, deberiamos dar gracias, hay gente que se queda en ese dia que tu pasas. Cada cosa que podemos ver, tocar, oler... deberiamos dar gracias, hay gente a la que le es imposible hacerlo... en fin, no se, creo que algun dia nos daremos cuenta...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres