Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Soplando velas...

Soplando velas...

Un año más, muchos más pasos andados hacía delante y más vertigo al mirar hacia atrás. Un año después con una vida girada en 180º. Decisiones acertadas y erróneas, proyectos, decepciones y nuevas ilusiones.

Un olor a tarta de cumpleaños llena mi vida, y tras unos dias de ensueño, una vez más debo dejar atrás mi sitio, mi gente, mi vida...

Me veo pequeño, ansioso, esperando con ojos de ilusión la llegada de ese gran día. La mejor ropa para ir al cole, el repartir caramelos entre los compañeros, ser el protagonista. La fiesta, los regalos, las risas, juegos, el pastel...Y sin comerlo ni beberlo...

¡CHAS! - Felicidades Carlos!!! Y ya van 24 primaveras, cuanto más intento valorar la vida más rápido la veo pasar ante mis ojos. Ya no pido deseos, todo es demasiado efímero y este corazón ya ha sufrido bastante. Ya no pido nada, simplemente regalo mis sentimientos, sin esperar nada a cambio.

No puedo pedir ese deseo, en parte porqué ya lo he pedido a gritos sordos.

Quisiera atarme a tus pies como nudos de cereza y saber a dónde irás ahora que ya no iré contigo. Quisiera compartir espalda con tu sombra y poder abrazarte mientras tomas este sol que huele a vida, tan alejado del mío. Quisiera que en un verso urgente me dijeras te quiero por primera vez, y con sabor a despedida.

Para mi efímero y presente cumpleaños, tú eres mi capricho de un dólar...

Aunque, en mi perpetua ingenuidad, sé que no podrá llegar a ser...

Gracias a todos por este maravilloso tiempo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rebeca -

24...bonita cifra a la que me uniré en unos dias... La verdad es que resulta difícil pensar en todo lo que llevamos a nuestras espaldas y en lo rápido que pasan las semanas, los meses, los años. Parece mentira que hace unos "segundos" fuésemos unos crios y pensásemos en nuestro cumpleaños como un día de festejo en el que ser el protagonista era lo mejor que nos podía pasar. Hoy, pienso que las cosas han cambiado...sí, pensamos en festejar,es cierto, pero nos importa más estar presentes en la vida de nuestros seres queridos día a día, y no de forma puntual. Tú siempre estarás en mi vida, desde hace 7 meses lo estás, y durarà el tiempo que tenga que durar, sin forçar la situación para que nunca pase a ser una amistad de papel pinocho, sinó de madera de haya, duradera y fuerte. Conociéndote me atreveria a decir que será para siempre, por lo menos por mi parte, por muy lejos que estemos.De todos modos, una despedida siempre tiene un sabor amargo cuando se hace cuesta arriba, cuando no te quieres alejar de esa persona. A mi me pasa contigo, ya que en poco tiempo has pasado a formar parte de mi pasado más inmediato, de mi presente y espero que de mi futuro. Así que, por lo menos yo, si te doy un Te Quiero, porque lo mereces por ser... TÚ.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres