Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

A la primera persona...

A la primera persona...

Vuelve el maestro Sanz, el genio, el artista en su más pura esencia, el arquitecto de vidas, el contador de historias. Y entre ellas esta: "A la primera persona", una canción que me estremece y me transporta a lo más profundo de sus líneas, haciéndome sentir protagonista de cada una de sus palabras.

Así me siento yo en esta etapa de mi vida, en las garras de la soledad. Analizando aquello que un día tuve, sabiendo que aunque podía haberlo tenido todo..."si no eres la persona que soñaba para mí que puedo hacer"...Y a pesar, o quizás por ello anhelo con profunda pena una mano que no me deje caer, una sonrisa que seque mis lágrimas, un abrazo sin motivo, quiero cuatro ojos para ver el camino porqué con dos las cosas tiene menos sentido.

No sé lo gruesas que son las paredes de mi alma desencantada, no sé cuanto herido está mi corazón o hasta que punto soy capaz de volver a amar sin limites (como probablemente nunca haya sido capaz de hacer), pero sin duda siento que se va acercando el momento de intentarlo. Sin duda estás en mi pensamiento y te vas volviendo una ilusión, mi corazón lo pide en cada latido y mis besos te lo dicen, y debo decirte que también tus besos hablan por ti.

Y ahí entra esa persona, la especial, "la primera que me ayude a comprender", "a salir de un infierno en el que yo mismo decidí vivir". La que no me juzgue, la que conozca mi pasado, "la que me haga volver a sentir". Esa persona, esa persona se llevará "mis tardes", mis pensamientos, "mi tiempo", "las caricias guardás", los besos envueltos para regalo, mis sueños en forma de dos, "mi vida y mi fé".

Los sueños rotos en tiempos pasados deben volver a edificarse de nuevo algún día, y hoy creo que ese día está llegando. Sin duda tu personificas ese sueño por muchísimos motivos, por ser mi media naranja, por los besos que me regalas, por el calor que desprenden nuestras manos al unirse, por la magia de nuestros abrazos, porqué nos entendemos con una mirada, porqué siento una profunda pena al verte alejarte, por el destino, por lo que somos en compañía del otro, porqué me abstraes de "este infierno", porqué me has hecho volver a sentir...

La despedida ha sido dura, con lágrimas, siempre corta y demasiado temprana. Empiezo a cansarme de despedidas, decir adiós o hasta luego me deja un peso en el alma. Mucho más si a quien se lo digo es a alguien a quien jamás apartaría de mi lado. Una persona que me ha enseñado que aún era posible encontrar personas de aquellas que soñaba, aquellos que últimamente solo vivian en mi imaginación, princesas de cuento, de las de antes.

Es dificil comprender porque la vida es tan complicada, porque lo que más felices nos puede hacer queda en la otra punta del mundo.

Te he sentido más cerca que nunca, y aunque de nuevo la distancia vuelve a posarse en nuestras vidas, yo sí creo que tú eres para mí..."esa primera persona".

Tú conseguiste entrar en mi burbuja, ¿sabes el motivo?, porqué cuando te descubrí...ya estabas dentro.

Gracias maestro por ponerle música, yo no lo hubiese dicho mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

martita -

el amor es algo k se siente en el corazon k te ace temblar cuando notas mariposas en el estomago eso es amor cuando en su mirada ves todo y no asen falta las palabras cuando esa perosna te dice tk y tu ers la mas feliz todo eso es amor y no es facil de encontrar...

el amor es cuando lo unico k keres es estar cn esa persona cuando sentes k te falta algo sin ella..

no tengo dudas d k esa persona esta en alguna parte y k todos tenemos a una correspondiente pero alomejor puede llegar tarde pero llegara....

el amor es un sentimientoo precioso k muxas personas an experimentado y k todos algun dia experimentaremos..

tk mi ninioo .. bsts

Carlitos -

Realmente es incomparable la sensación de sentir un "trozo de hielo" deshaciéndose entre tus manos, volviéndose menos frío con cada beso, de la misma manera que supone el hecho de sentir como una mente absolutamente racional y calculadora, se ausenta por unos instantes del cuerpo dejando que este de rienda suelta a sus deseos más rebeldes y arriesgados.

Sin duda no eres un trozo de hielo, más bien al contrario pues te considero una persona dulce y tierna, y lo he podido comprobar.

Sólo espero que el tiempo y la distancia no permitan que ese hielo vuelva a crear una capa que tanto cuesta romper...

Sin duda estás dentro de mi burbuja, y él lograr entrar también ha hecho de este uno de los mejores años de mi vida...

Y aunque sólo fuese por esto, por el simple hecho del recuerdo de un año inolvidable, no quiero que acabe...

Pues encontrar algo como esto, algo como lo que tenemos nosotros, te puedo asegurar que no se logra en toda una vida.

Te quiero mi princesa...

Rebeca -

Caminar contigo de la mano y sentir tu mirada calvada en mis ojos ha hecho que me sintiera segura, querida, arropada. Siempre ayuda sentir que alguien te entiende a la perfección, que con una sola mirada las palabras no hacen falta para expresar nuestros pensamientos.

Tú me complementas, sabes encajar las piezas necesarias para hacer que en un día gris el sol parezca estar alumbrando nuestros caminos. Si un día conseguí entrar en esa burbuja que tú mencionas es porqué nos entendimos desde la primera palabra y desde entonces las puertas de nuestros laberintos de emociones y sensaciones decidieron abrirse paso la una a la otra, sabiendo que no se arrepentirían de romper el candado de la soledad y tirarlo al mar. Por ese motivo nunca me cansaré de decir que el destino es mucho más impredecible de lo que nosotros nos empeñamos en pensar y que su fuerza es muchísimo mayor a la de nuestras creencias.

Debemos aprender a dejar a un lado lo racional y tu me has enseñado a hacerlo. "Trozo Hielo" no es una palabra que me defina realmente, aunque quizás lo pueda parecer en algunos momentos. El motivo, tal vez, es que mi cabeza va demasiado deprisa y le cuesta pararse a descansar. Durante estos días, sin embargo, creo que he sido capaz de dar tregua a mi espontaneidad y he conseguido que mi mente se haya mantenido al margen en muchos momentos en que el corazón debía tomar las riendas.

Me alegra haberte hecho salir de ese infierno que entristece tu rostro en muchos de tus momentos de soledad y haberte visto sonreir como siempre que estamos juntos, pues tu sonrisa me da vitalidad y hace que me sienta más viva que nunca.

Hoy volvemos a estar a mucha distancia el uno del otro, pero no la suficiente como para que podamos olvidar lo que hemos vivido. Yo, de todos modos, nunca lo haría pues significaría renunciar a uno de los mejores años de mi vida y a muchas de las experiéncia más bonitas, interesantes, dulces y divertidas que jamás haya vivido.

Te Quiero, mi niño
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres