Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Pétalos...

Pétalos...

- Me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere...

Cuando los pétalos de la Margarita más bella dejan de ser suficiente para reflejar un sentimiento. Y todo suena a poco. Y los pétalos que la luna trae consigo llevan su olor, que se impregna en tu mente mezclándose con tus recuerdos, con los que ella te regaló. Con su imagen, con esa canción que resume vuestra historia, ese momento mágico que parece que jamás llega de regreso a tu vida...

Cerraré los ojos una vez más y traeré ese momento a mis sueños, ese que deseo tanto, lo traeré a mí para hacerlo real, para sentirte una vez más, aunque sea por unos segundos, y beber de tu boca, y oir de tus labios que me quieres a tu lado, que no quieres que nunca dejemos de volar juntos, que me quieres para hoy y para siempre...

Yo decido, al fin y al cabo es mi sueño.

Jamás pensé que un segundo pudiese llegar a ser tan largo, tanto como para desgarrar un corazón, como para hacer latir una lágrima, tanto, como para sentir que jamás había sentido así...

Te amo mi princesa y no sé vivir sin ti!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rebeca -

Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero... con o sin margarita, con más o menos pétalos, en la cercanía y en la distancia...te quiero.

Sí, jamás un segundo se había convertido en una eternidad, solo cuando estoy sin ti, ni una palabra había sonado con tanta intensidad, solo aquellas que salen de tu boca.

Me gusta saber qué sientes, ver que tu corazón late por nuestra história y que jamás habías sentido así, de esta manera tan profunda. Me encanta estar en tus sueños, protagonizar tus historias siempre que sea de tu mano, volar sin importarnos el destino o la finalidad. Solo el hecho de estar juntos hace de estos sueños una realidad, realidad que a menudo vive únicamente en nuestras cabezas y corazones, pero que de vez en cuando es palpable, tanto que nos cuesta volver a ese sueño que fue algun día un motivo para luchar y sobrevivir y que, siempre que tú quieras, lo seguirá siendo hasta que el mar no esté de por medio.

Te Quiero mi media naranja...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres