Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Esas pequeñas cosas...

Esas pequeñas cosas...

Paseando o quizás "volando" por entre los residuos del inmenso mar, soñando y compartiendo con la persona más especial la mente empieza a revolotear, a marcar su ritmo y así acaba enfundándose en pensamientos que te hacen replantearte el mundo que te rodea.

Así, resguardado en su sonrisa, con sus rizos al viento me doy cuenta que ese momento es uno de esos instantes, uno de esos pequeños placeres que la vida te regala, de esos a los que uno suele acostumbrarse y no valorar en su justa medida. Pero la pregunta, que parece simple, hace de ese paseo en la playa algo aún más especial si cabe. Y tras el interrogante, el corazón abierto y las respuestas.

Y tú, ¿qué pequeñas cosas de la vida dirías que te encantan? Yo enumeraré algunas de las que a mí me "vuelven loco":

- Abrir los brazos al mundo, y mientras cierras los ojos mirando al cielo, sentir las gotas de lluvia golpearse en tu rostro, sensación única de libertad.

- El olor a chocolate deshecho, o esa casa impregnada de aroma a bizcocho recién hecho que te transporta a tu mundo infantil.

- Los momentos de sinceridad, en los qué sin saber cómo ni porqué, dos personas abren sus corazones y se expresan cualquier tipo de sentimiento o pensamiento que ronda su vida. Momento auténtico por excelencia.

- Placeres como hacerme cosquillas en la cara o en las manos con la esquina de una sábana.

- "Pequeñas" diversiones como petar las burbujas de esos emboltorios plásticos para materiales frágiles o arrancar la anilla de una lata de refresco, así como apretar con tus manos la misma lata sintiendo la fragilidad de su tacto.

- Observar el arco iris o un rayo de sol reflejado en agua, efectos naturales maravillosos.

- Me encanta el olor a hierba mojada, el sonido del agua (lluvia, mar, rios...), el silvido del viento o un trueno, así como la luz de un relámpago, o el sonido de algún animal (pajaros, delfines, ballenas...). La naturaleza en su estado más puro...

- Me "chifla" salir de trabajar una hora antes, la carne ardiendo recién hecha, escuchar una caracola, viajar fuera de nuestras fronteras, el placer de entenderme con alguién foráneo, la satisfacción de un gol, golpearme contra las olas del mar o dejarme arrastrar por ellas...Y muchas cosas más.

Estas son algunas de las cosas que hacen de esta vida algo más especial, seguramente podría nombrar muchas más, pero sin duda, algo que desde hoy es especial, son los paseos por la playa de la mano de quien más se ama.

Te amo mi princesa, acias por estos dias de ensueño... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rebeca -

Tienes razón... esas pequeñas cosas que a menudo pasamos por alto hacen que la vida sea especial y que vivirla requiera poner en alerta a los cinco sentidos para apreciarla en su justa medida.

A mi también me gustan este tipo de cosas, aparentemente insignificantes pero que, como bien has dicho tú, nos transportan a nuestra infancia, a un lugar inóspito, a compartir con alguien momentos de euforia, romanticismo, alegria,... así como muchos otros de tristeza o ira que no dejan de ser esenciales en nuestra construcción del mundo.

- Me encanta sentir las olas del mar golpeando mi cuerpo

- Disfruto como una niña cuando mi madre hace natillas y me llama a gritos para que vaya a "relamer" el cucharon!

- Me apasiona charlar de todo y en todo momento con los mios, entre los que estas tú, sin duda.

- Me derrite que me digas que me quieres al oido y me acaricies la cara mientras tus ojos buscan la complicidad de los mios.

- Y ...

- ... Moriria por tenerte a mi lado cada uno de los días del resto de mi vida, sin excepción, sin excusa, sin consentir que me faltase un beso tuyo pues sin ellos el alma se me entristece y los días parecen no tener razón de ser.

Gracias a ti por quererme tanto, no podría vivir sin que lo hicieses.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres