Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Yo deseo...

Yo deseo...

Los sueños golpean mi mente dormida como nunca antes lo habían hecho, sacandome de mi estado de letargo, tal vez en un intento desesperado de llenar las posibles carencias de mi vida personal.

Sueño, sueños y más sueños...

Sueños que marcan mi presente más inmediato. Me encuentro soñando cada pequeño detalle.

Y el otro día, escuchando ese mágico medio a través de las ondas, me hacen volver a sentirme el niño que delante de la tarta de cumpleaños, y a punto de soplar las velas, debe hacer volar su imaginación y gritar sin voz qué es eso que ansía con toda su alma o que cambiaría de su vida.

Un deseo? Podría ser egoista y decir aquello de que "mi vida es demasiado complicada para pedir tan solo un deseo". Pero siendo
totalmente honesto, debo decir que tengo todo lo que deseo para mi vida, quizás con unos pequeños cambios sí, pero no tengo derecho a quejarme.

Yo tengo un trabajo que me llena, gente que me quiere (cerca, y más aún en la distancia), tengo salud, un sol y un mar que me saludan cada mañana...

En cambio recuerdo a todos esos que no tienen la posibilidad de elegir, y que realmente sí que tienen la necesidad. Como soy realista
y sé que poco podré conseguir por ellos, lo cambio por una de mis sonrisas.

Así, mis deseos para hoy serán estrellas de colores, un mar puro y con olor a mar, árboles de chocolate, mercados en los que se venda amor, libertad, sinceridad; un partido de futbol sin patadas ni agresiones, más amigos y menos rencores...

Sí, sin duda, esos son mis deseos...¿Y qué hay de ti? ¿Cuáles son tus deseos?

En silencio pediré despertar algún día y que no tengamos un mar de por medio...Deséame antes de soplar muy fuerte.

Y mientras el universo sigue renovando energias...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres