Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Días de magia...

Días de magia...

- Rrriiiiiinnnggg!!!....

Suena el despertador de forma más cruda que nunca para arrancarme de un sueño, de unos día de magia. Una vez más cruzo medio mundo, dejo atrás regueros de agua y experiencias y me planto aquí de nuevo, quizás sin saber realmente "por qué" o "para qué", pero aquí estamos una vez más.

Atrás quedan vivencias únicas, irrepetibles en su esencia, en su momento...Porqué las que vendrán serán igualmente incomparbles, pero diferentes. He sentido y compartido cosas que aunque no volviese a repetir en mi vida, no podría arrancar de mi corazón ni de mi mente porqué han quedado grabados para siempre en lo más profunda de mi alma soñadora.

Han sido días de horas compartidas en pro de la ilusión, de locuras juveniles, de calor familiar, de sorpresas, de risas nunca fingidas, días de espíritu navideño, de cariño regalado, de siestas eternas junto a tu calor y bajo tu misma manta, días de paseos con sabor a antaño, muérdagos inventados en nombre de la pasión desbocada, de lágrimas de ilusión, de besos robados tras cada esquina, de secretos confesados, de lazos más unidos...Han sido días para volver a creer en la magia, en el amor, en la vida, en las ilusiones renovadas...

A ti niña agradecerte todo y nada, debería agradecerte tanto que creo que perdería sentido, simplemente me gustaría decirte gracias por haber aparecido un día en mi vida. Te he sentido más cerca que nunca, mágica, dulce, cálida, amorosa, pasional, te he sentido mía y me he sentido tuyo, hemos formado parte de "algo", pero un "algo" más especial que ese "todo" que existió siempre hasta tu llegada.

Esa es Rebeca, un huracán inteligente, dulce, elegante, detallista, pereverante, mágico...Que te arrastra sin tu voluntad para luego, no querer escapar de él...

Has hecho que mis días aquí se conviertan en un trámite que debo pasar para volver a verte, una pequeña penitencia que debo pasar para poder revivir lo más mágico que podía soñar para mi vida...

Tú eres mi regalo de papa noel, mi propósito de año nuevo, mi bocado favorito de turrón, mi carta de los reyes magos, mi espíritu de la navidad, mi magia de niño, mis ilusiones, mi martini ;p...

Sin ti sería menos yo, por eso seguiré soñando hasta una vez más sentir tu calor, la mirada escondida, la fuerza de tus palabras, la pasión de tu abrazo, la magia de la unión de nuestras manos, y el dulce sabor de tus besos...Me niego a perderte poqué mi cada día me pide algo de eso...

Te quiero mi princesa...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Carlitos -

La partida es nuestra?, pues hagan juegos señores, sigamos moviendo fichas, arriesgando esos peones que nos pueden devolver esa "reina" perdida en otra época, mostrando en el momento más imprevisto ese "as" bajo la manga que sorprende al otro, jugamos en el mismo equipo, con cartas diferentes pero que nos llevarán seguro a la victoria...

De oca a oca y tiro porque me toca...

Te quiero niña...

Rebeca -

Una vez más gracias por tus palabras y por citar mi nombre en estas líneas que definen de principio a fin tus días aquí, entre los tuyos. Pero no debes darme las gracias, ni por todo ni por nada... ni por estar a tu lado ni por emprender un camino juntos estos días, pues para mi ha sido un placer.

Hemos compartido muchos ratitos memorables, inolvidables, graciosos, cariñosos, llenos de la esencia de los dos, de lo que realmente queríamos y como queríamos. Eres especial y nunca me cansaré de decirtelo y, así mismo, me haces sentir a mi, por que estar a tu lado me aporta emociones, sensaciones e incertidumbres que jamás hubiese imaginado. Tú me haces ver las cosas desde más de una perspectiva, desde puntos de vista desconocidos antes para mi, arriesgando y yendo más allá de lo predecible, lo correcto.

Dame tu mano y el camino será de rosas, bríndame una sonrisa y para mi todos los días pasaran a ser de verano, apórtame sabiduría con tus palabras y dejaré de pensar que la magia de la mente se va perdiendo conforme pasan los años, regálame un abrazo de esos que dejan huella y pensaré que estas cerca noche y día, sé tú mismo y conseguirás hacerme feliz sin proponertelo, pues esa es la autenticidad que te define, que te hace único, que me hace sentir orgullosa de haberte conocido.

Sin ti, como muchas veces te he dicho, seguiría en la ignorancia respecto a muchas cosas y no me conocería tanto como me conozco ahora. Sería la misma Rebeca, pero al mismo tiempo hubiese dejado pasar la oportunidad de crecer como persona al ritmo que lo he hecho desde que te conozco. Las gracias te las debería dar yo a ti por aparecer en el momento adecuado, aunque siendo conscientes de lo sucedido y de lo curioso de la situación, deberíamos agradecer cada minuto que hemos pasado juntos a nuestro destino, destino que jugó su papel perfectamente, dando en la diana, rompiendo nuestros esquemas de golpe, sin darnos tiempo a reaccionasr ante tantas casualidades... Así, hoy, los dos creemos en la magia, magia que para nosotros llegó al empezar un nuevo año y que, un año más tarde, no acaba con el final de este, sinó que continuará hasta que el destino, si juega otra vez en nuestras vidas pero esta vez con un as bajo la manga, decida separarnos. Yo lucharé por que eso no sea así, pues creo que el destino ya decidió suficiente en su día por nosotros. Ahora la partida es nuestra...

Te Quiero, peque...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres