Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Decisiones...

Decisiones...

Hay personas que viven la vida con eterno optimismo, de todo tratan de sacar el lado más positivo, siempre habrá algo o alguien peor. Yo me considero de esa clase de gente, no obstante aun y así en ocasiones la vida sube un peldaño y te muestra la felicidad en su más alta expresión, en su más pura esencia, esa felicidad por la que todos luchamos diariamente para atraer a nuestras vidas.

Y esta semana, de principio a fin ha sido uno de esos momentos en los que esa quimera se torna realidad. Estos son de esa clase de momentos que cuando los estás viviendo sin duda sientes que son especiales, pero que sólo cuando pasan de largo te das cuenta de que ha sido único.

Así, estos días han sido de comidas eternas con largas sobremesas, de conversaciones sinceras sobre antaño y sobre el futuro, de días de cariño y play statio, de rutas inesperadas, de p`laya y motos de agua, de helados de dos bolas, dias de inicio de una vida en común, de besos escondidos y a ojos de la gente, de bolos y fútbol, de exhibiciones de bachata y de batallas medievales, y a grito de "punto para Rebeca", "asuquita que me ha dao aahhh! o "aupa Silensis o como se diga", el tiempo se nos fue de las manos.

Y de repente una nueva despedida que hace que te des cuenta de que lo vivido, como diría la canción, es uno de los momentos de tu vida. Y sin esperarlo ni poder evitarlo te percatas de que el presente no es posible sin su existencia, y sientes la imperiosa necesidad de hacer algo que te acerque a esa persona que te da vida, y esa necesidad se convierte en una decisión fija y una fecha indefinida.

Y así, sin comerlo ni beberlo tu presente empieza a sonar a pasado, y ese día a día, eso que ha sido tu vida durante casi dos años, de repente empieza a quedar atrás...

Y aunque lo que está por venir lo encarna lo mejor que te ha podido pasar en la vida, es inevitable sentir un poco de vértigo y miedo a tan radical decisión. Así es la vida, cuadro de paradojas en cada momento y con cada cambio radical que se presenta en tu vida.

Gracias por estos dias de ensueño, os espero y os anhelo, nos encontraremos pronto, seguro, aquí o allí, en un lado allende los mares. Porque sin reacción alguna, mi vida quedó definida el día en que te conocí.

Te amo princesa...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rebeca -

Sin duda esta ha sido una de las semanas más maravillosas de toda mi vida, algo inolvidable, algo que no podría superarse si no es con otra semana rodeada de los mios, de mis seres más queridos, de aquellos que aportan a mi vida todo lo que se puede pedir en este mundo para tratar de convertirse en una persona completa... amor, confidencialidad, comprensión, alegría, felicidad, límites y libertad, pasión, irritación, sabiduría, diversión, templanza, originalidad... Todo esto es lo que tú y mi familia me habeis transmitido estos días.

Durante esta semana he sentido que eramos una familia, un grupo, un... "Todos a una" y la verdad es que me enorgullece pensar que ya formas parte de los míos, que eres uno más, que te aprecían y te valoran como te mereces, tanto como tú los aprecias a ellos. Si te soy sincera en ningun momento he tenido dudas sobre como sería vuestra relación, sobre como os llevaríais los unos con los otros. Confiaba a ciegas en que estaríamos de maravilla juntos, en que no habría más problemas de los que puede haber en una convivencia, así que después de haber vivido esta experiencia me atrevo a decir que "eres la pieza que faltaba en este puzzle y me alegro de haberte encontrado en el momento justo".

Esta vez, como las otras, ha sido muy duro despedirme de ti, dejarte atrás nuevamente, sabiendo que nuestro reencuentro sería a un mes vista. Un paso inevitable, pero que no deja de ser doloroso.

A veces siento como si en esta historia solo tuvieses que sacrificarte tú, como si yo no tuviese que tomar ninguna decisión que cambiase mi vida y eso me hace sentir mal. Quiero que si tienes algo que pedirme lo hagas y si no estas preparado para tomar según qué decisiones también me lo digas, sin tapujos, pues sabes que yo por ti daria mi vida y te apoyaré en todo momento. Nunca quise truncar tus planes, aunque bien se que lo que hagas lo haras por nuestra felicidad y por que realmente quieres hacerlo y lo sientes de corazón, así que seguiremos juntos en todo esto, por mucho tiempo que pase, pues no imagino mis días sin ti.

Gracias por haber hecho de estos días una experiencia inigualable e inolvidable. Espero repetirla, allí o aquí, pues en mi casa siempre seras bien recibido.

Un abrazo muy fuerte de "tus papis postizos" y de "tu cuñao el Fuuuuckkkk" y...

... Millones de besos de mi parte, hasta que nos volvamos a ver y no se queden en el aire y mis labios sientan los tuyos como tanto les gusta. Te Quiero mi vida
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres