Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Allucionazione...

Allucionazione...

<<...Alguien dijo que desde el momento en que uno tiene vida interior,

ya está llevando una doble vida.

Me refiero a todas esas palabras perdidas,

que durante mucho tiempo vagan en un limbo de silencio y un día salen a borbotones

y cuando empiezan a salir ya nada puede pararlas...>>

En ocasiones sería bueno hablar, transmitir, y si no lo logras con palabras hazlo con lenguaje alternativo.

El lenguaje de las miradas y la expresión de las manos que no todos comprenden... Esa pasión que inunda tus palabras y tus gestos, la sonrisa que regalas cada noche e invita a soñar despierto... el mar que ambos deseamos observar mientras la arena fría se escurre por los pies.

Los pequeños detalles que pasan inadvertidos ante los ojos del resto del mundo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Carlitos -

Si tú estas coinvencida, no seré yo el que te lleve la contraria, jeje. Que sea el tiempo el que decante la balanza, por el momento a mi me encanta compartir cualquier momento contigo, ya sea de sonrisas, de lágrimas o de silencio, son momentos especiales sin duda, y espero revivirlos. Un beso grande niña!

Rebeca -

Sí, muchas veces las palabras no son suficiente para mostrar todo lo que sentimos o pensamos, por eso a menudo vale más un gesto o una mirada que mil de esos conceptos que transmitimos con palabras. Como tú bien dices, no todo el mundo es capaz de transmitir ni comprender este lenguaje del cuerpo, de la expresión, de la mímica... un lenguaje que da mucho de si y ofrece mucha riqueza a aquello que queremos expresar. Para mi una mirada lo dice todo, lo bueno y lo malo, denota felicidad o tristeza, pasividad o compenetración, confidencialidad o indiferencia... Son esas pequeñas cosas las que nos hacen sentir la vida con más pasión y permiten que veamos el mundo por los ojos de los demás, que compartamos momentos de tristeza y sonrisas que nos los hagan olvidar. ¿Crees que compartiremos muchas sonrisas y miles de miradas más? Yo estoy convencida. Mil besos mi niño
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres