Blogia
Dreamer, el secreto de vivir soñando...

Tristeza...

Tristeza...

Correr, luchar, reir, llorar, levantarse, trabajar sin parar, tirar de un compañero...Se junta la noche con el día en un sólo suspiro, y el tiempo parece desvanecerse por entre tus sábanas.

De repente pierdes el rumbo, el horizonte, no recuerdas quién eres, de dónde vienes, ni siquiera consigues recordar cuál es tu propósito ahí, cuál fue el motivo que te llevó a tomar esa decisión.

Hay días tristes, sin más, sin motivo. Días en los que es difícil apreciar todo eso que rodea tu vida, que es mucho. Momentos en los que te sientes vacío, son esos momentos que se llenan con un abrazo, con una sonrisa, con un beso...Pero no lo tienes, no te vale cualquier beso, no quiero un abrazo frío, no quiero una sonrisa indiferente ni un guiño complaciente.

Por eso esta noche me siento triste, mañana será otro día, saldrá el sol una vez más y sólo eso será motivo de alegría, mi família, los amigos, los gatos, incluso la ausencia de amor hará que me sienta orgulloso de mi soltería, de llevar las riendas de mi vida.

Pero esta noche la soledad me vence, esta lágrima es mi derrota y me siento extenuado, esta noche no hallo lo bueno y lo triste abunda.

Ese simple gracias a tiempo ha reflotado mi barco, gracias maestro...

Pero déjame esta noche para reencontrarme, ya sabes que cada paso es más difícill en la distancia. Hoy voy a parar los relojes para no sentir que se me escapa la vida...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Carlitos -

Maite, lo sé, en tiempos de incertidumbre en mi vida te puedo asegurar que una de las pocas cosas que tengo seguras es que tú siempre estarás ahí. Son muchos años ya y a pesar de todo ahí seguimos...

Quería darte las gracias una vez más por tu canción, es lo más grande que alguién ha hecho por mí, porqué las palabras son muy fáciles de decir, pero una canción es un sentimiento. Me alegro de haberte despertado esa necesidad, y estoy deseando escucharla.

Aún costará que en mi vida esté todo en su sitio, y más aún el corazón. De momento me conformo con estar yo, pues en un largo tiempo ya pasado era un simple espectador en una vida que no quería. Así que por ahí se empieza, lo demás, irá llegando con el tiempo.

Espero que todo siga bien por la isla de enfrente y que no veamos pronto. Un beso grade...

Carlitos -

Rebeca, tienes mucha razón. Es cierto, realmente son esos días de alegría los que a través de impulsos van marcando el camino a seguir, el ritmo que deben marcar nuestros sueños hasta verse cumplidos. Pero también es cierto que para llegar a esos momentos de absoluta vitalidad hay que pasar "baches", momentos de desconcierto y de pérdida total del sentido de la vida, pero en ocasiones es dificil pensar en lo bueno que tiene tu vida cuando estás en esa situación. El lado positivo de ello es que son momentáneos, situaciones puntuales y fugaces que ni siquiera te dan tiempo a plantearte la realidad de tu vida. Afortunadamente una vez más la lágrima pasó, y deja lugar a la sonrisa, que espero no sea efímera...

Maite -

Ya lo sabes...aún estando en la otra isla, mi abrazo nunca será por compromiso, mis besos siempre transmitirán "te quiero" y si alguna vez tengo que darte una palmadita en la espalda, prefiero cogerte de la mano y caminar a tu lado. Por aquí se añoran muchas cosas, entre otras los "amigos" o mejor dicho el AMIGO... HAy días de sol que llueve y momentos en los que la gente consigue sacar una sonrisa de mi interior. No dejo de acordarme de ti, mi guitarra ahora también ha aprendido a decirte que te quiere... Pronto estárá todo en su sitio, incluido el corazón, ya veras! Yo me animo pensando eso algunos días.
Un besote muy fuerte. Muackata!

Rebeca -

La tristeza invade muchas veces nuestros dias, tienes razón, pero el pensar en que, aunque sea lejos, tienes gente que te quiere es muy importante y nos ayuda a seguir adelante. Hay dias que sentimos que todo se termina, que no vale la pena continuar luchando por aquello por lo que, un día de alegria, apostamos sin pensar en nada más. Esos dias de alegria nos hacen afrontar la vida con fuerza, con esmero, con motivaciones que parecen indestructibles, pero que no lo son. Esas alegrias pasan a ser penas que invaden nuestra alma y nos quitan la ilusión por seguir. Nos hacen ver la vida de otra manera, oscura, sin luz, sin esperanza y muchas veces nos impactan mucho más que aquellos dias que en algun momento nos hicieron soñar con un mundo idílico. Por eso, en esos momentos de tristeza tenemos que pensar en todo lo que nos rodea, aunque se que resulta complicado poder hacerlo, pero son esas pequeñas o grandes cosas las que nos daran el valor y las ganas para salir a flote de nuevo y afrontar otro día más, ya sea el mejor o el peor día de nuestra vida. Lo que si es seguro es que tu tienes apoyo aunque sea a cientos de kilometros, así que, aunque solo sea por eso, deja que esa lagrima que ocupa muchas noches tus pensamientos siga su curso y deje espacio suficiente para una sonrisa. ¿Te sirve la mia? Pues aquí la tienes, por correo urgente...

Mil Besos y mil sonrisas para mi otra mitad!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres